Open/Close Menu Aplicaciones y ventajas de la Cirugía Robótica en urología y otras especialidades
Endometriosis y Robotica

La endometriosis es un tumor benigno que crece en el interior del útero, denominado como fibroma  y que afecta a entre el seis y el diez por ciento de las mujeres en edad fértil.  Puede aparecer a cualquier edad aunque son más frecuentes entre pacientes de entre treinta y cuarenta años. Su diagnóstico suele hacerse en los años reproductivos de la mujer aunque, tal y como hemos mencionado, su aparición no está reñida a la edad.

A pesar de que muchas de las pacientes no experimentan síntomas cuando lo tienen éstos son muy molestos y preocupantes como sangrado irregular, infertilidad, dolor durante el periodo, las relaciones sexuales, en el abdomen o en la zona lumbar.

Esta patología se puede tratar con fármacos contra el dolor, terapia hormonal e incluso un cambio en el estilo de vida de la paciente. Cuando estas opciones no son viables o han resultado ineficaces llega el momento de recurrir a la cirugía.

Las posibles cirugías para tratar la endometriosis son la cirugía abierta y las opciones mínimamente invasivas como la cirugía vía vaginal, la laparoscópica y finalmente la cirugía robótica. En cualquiera de los cuatros casos se extirpará ese tumor o bien todo o parte del útero de la paciente (histerectomía).

La cirugía abierta es la más invasiva de todas ellas. A través de una incisión en el abdomen de la paciente de unos 17 centímetros, el especialista introduce el material quirúrgico y realiza la intervención. En este tipo de cirugía las manos del médico  sienten y palpan los órganos del paciente, que toman como guía y referencia para abordar el problema.

Por otro lado, las opciones de tratamiento menos invasivas son las siguientes:

Cirugía vaginal: Se  realiza una pequeña incisión en la vagina de la paciente y se aprovecha este orificio natural para poder realizar la intervención.

Cirugía laparoscópica: Se coloca  a la paciente de lado y se realizan las pequeñas incisiones por las que se introduce el instrumental y la cámara por la que el cirujano obtiene la visión interna de la paciente.

Cirugía robótica: En este tipo de cirugía el especialista realiza una incisión sobre el ombligo del paciente de como mucho unos 5mm de tamaño. A través de esa incisión se introducen los pequeños puertos con el instrumental con los que llevará a cabo la intervención. Además por el sistema de visión 3D el cirujano puede ver de forma ampliada y nítida el interior del paciente para poder ir a la zona concreta a tratar. Si la cirugía lo requiriera sería posible realizar más incisiones en el abdomen pero siempre minúsculas y sin suponer riesgos como sangrado o hemorragia.

En la siguiente imagen, obtenido de la página www.robotic-assisted-surgery.org, podemos ver la comparación de las incisiones realizadas con los diferentes tipos de cirugía ginecológica.

Robotica en Endiometrosis

Las ventajas potenciales para las pacientes de la cirugía robótica son similares a las de las otras intervenciones realizadas con esta tecnología. Consta de una menor estancia hospitalaria,  hay disminución del riesgo de infecciones o complicaciones postoperatorias y  finalmente, existe una reducción de las molestias y el dolor. Si a estas ventajas sumamos que se reducen las marcas quirúrgicas o cicatrices de forma notable, no hay duda que la cirugía robótica puede ser una de las mejores opciones para esta patología que afecta principalmente a pacientes jóvenes.

Finalmente os incluimos un interesante video  de Palex Medical, en el que podéis ver una animación de esta intervención realizada con Da Vinci y la precisión que el robot aporta.

 

© Copyright 2019 - Técnicas Avanzadas de Cirugía Robótica, S.L.