Open/Close Menu Aplicaciones y ventajas de la Cirugía Robótica en urología y otras especialidades
Bypass Coronario mediante Robotica

La primera intervención de bypass coronario se llevó a cabo en Rusia  hace ya cinco años, concretamente en noviembre del 2010 en el Centro Nacional  Investigación y Cirugía Pigorov.

La técnica que en su día suponía todo un hito se ha conseguido consolidar desde entonces, convirtiéndose en  una de las intervenciones más seguras para los pacientes que necesitan un bypass coronario, cirugía cardiaca que se sitúa como una de las más comunes en todo el mundo.

El bypass coronario consiste en obtener un trozo de vaso sanguíneo de la pierna del paciente, pecho u otra parte del cuerpo. A continuación se injerta ese vaso en la arteria coronaria afectada y se crea un bypass o nueva ruta de acceso de la sangre y que evita la zona obstruida. Con esta medida se permite reestablecer el flujo sanguíneo al corazón por una nueva vía y evitando una arteria enferma.

Además de los riesgos que entraña una intervención coronaria, la cirugía tradicional consiste en dividir el esternón, detener el corazón y mantener la sangre circulando por una máquina de circulación extracorpórea. En esta operación no se abren las cavidades del corazón.

Por el contrario el bypass mínimamente invasivo se realiza mediante una pequeña incisión entre las costillas, por la que se pasa el instrumental y se restaura la circulación. En este tipo de cirugías es importante determinar si el paciente es apto para  la misma debido a que hay determinados pacientes en los que el abordaje tradicional, en el que se secciona el esternón, puede ser una mejor opción.

A pesar de haber un porcentaje no apto para este tipo de intervención, los estudios siguen mostrando que es un abordaje de la patología más seguro al tener beneficios como: menor riesgo de infección, sangrado o hemorragia, incisión y cicatriz más pequeña, postoperatorio menos doloroso y molesto.

Finalmente  la estancia tras un bypass coronario es de una semana, dentro de los cuales tres días los pasa el paciente en la unidad de cuidados intensivos. Con la cirugía robótica esta hospitalización es más corta, tanto en planta como en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Con la incorporación de la cirugía robótica en el campo de la cardiología y en este tipo de intervención se ha mejorado.  El cirujano en lugar de emplear instrumentos quirúrgicos convencionales que se sostienen de la mano, se emplean instrumentos especializados conectados al robot quirúrgico controlado mediante una consola. Estos movimientos son más precisos que los que hace el cirujano, hecho que es de agradecer en una cirugía tan delicada como la coronaria.

Conviene destacar que a pesar de ser una técnica menos invasiva, al ser una cirugía y específicamente de corazón, siempre conlleva riesgos que se deberán contemplar con el especialista.

© Copyright 2019 - Técnicas Avanzadas de Cirugía Robótica, S.L.